Un efecto realmente sorprendente que se puede usar en una rutina de cigarrillos como un efecto improvisado o como una broma mágica.
El famoso efecto popularizado por el gran Cardini en su rutina de manipulación
Bueno para magos, payasos, malabaristas o comediantes.

No es necesario fumar ni encender un cigarrillo.

Se muestra una boquilla negra. El ejecutante estira la mano en el aire y hace aparecer un cigarrillo; Se inserta en la oreja y aparece en la boqiuilla!
Ahora se saca el cigarrillo de la boquilla y se coloca en un pañuelo. El pañuelo se sacude, el cigarrillo se ha desvanecido y vuelve a aparecer en la boquilla.

Recibe la boquilla especial trucada, un cigarrillo falso adicional e instrucciones.

U$S. 17.-

Arg.: $ 1900

CONSULTE POR GASTOS DE ENVÍO